Compras seguras en la red

Seguridad y privacidad

     Las nuevas tecnologías nos permiten hoy día adquirir cualquier artículo que deseemos desde la comodidad de nuestro sillón. En tan solo unos minutos, podemos conseguir ese mueble que tanto deseamos, esa camisa a buen precio o el último smartphone en salir al mercado.

Todo parece perfecto hasta que revisamos el estado de nuestra cuenta y observamos varios cargos que no se corresponden con nuestra actividad. Es posible que hayan clonado nuestra tarjeta. En ese momento, el sueño se torna en pesadilla: reclamaciones con los bancos y la preocupación al pensar que estén usando nuestros datos de manera ilícita.

En la actualidad, existen diversos sitios y aplicaciones móviles para comprar de forma segura, sin embargo, hay otros tantos donde nos arriesgamos a convertirnos en víctimas de una estafa o que alguien más utilice nuestra tarjeta de crédito.

Las compras por Internet deben ser una experiencia satisfactoria para el usuario, así que, para que sea así, a continuación ofrecemos seis medidas para esquivar las amenazas y evitar riesgos innecesarios:

1. Mantener nuestros equipos actualizados

Un consejo básico pero que no siempre tenemos en cuenta pero mantener nuestros ordenadores de sobremesa o portátiles a la última nos ayudará a estar más protegidos, más aún si realizamos transacciones financieras con ellos. Sistemas operativos, aplicaciones y antivirus con las últimas actualizaciones instaladas nos garantizan hasta un 99% de efectividad ante las amenazas a las que nos exponemos al navegar por la red.

2. Comprar desde sitios oficiales y verificar que sean https

Es común que al navegar por las redes sociales nos encontremos con anuncios que nos resultan seguros, sin embargo, en el momento de realizar la compra lo mejor es hacerlo desde su web oficial escribiendo la dirección URL en el buscador. De esta manera, evitaremos ser redirigidos a una página fraudulenta. Es muy importante también que verifiquemos que, al comienzo de dicha URL, encontremos lo siguiente, https. Esta ‘s’ extra significa que la información que manda el buscador y después recibe nuestro ordenador no ha sido modificada en el trayecto.

3. Evitar comprar desde equipos públicos

Un ordenador público o una red abierta no son las opciones más adecuadas para realizar una transacción o una compra en Internet. Estos equipos han pasado por demasiadas manos y detrás podríamos encontrar a un ciberdelincuente o tener un programa malicioso instalado que podría robar nuestros datos sin darnos cuenta. Pero, si aún así tenemos que usarlos, recordemos siempre usar la función de navegación privada del navegador, cerrar nuestras sesiones y borrar las cookies al terminar.

4. Investigar al vendedor

El auge del comercio electrónico ofrece a pequeños empresarios o comerciantes independientes la manera perfecta de ofertar sus productos sin necesidad de contar con un punto de venta físico. Aunque significa también una oportunidad excelente para que los estafadores aprovechen para clonar el sitio web y hacerse así con nuestro dinero. Si vamos a comprar por Internet, es conveniente invertir primero algo de tiempo en investigar al vendedor, si es posible incluso contactar con él, aclarar posibles dudas e informarnos sobre la política de cambios y devoluciones antes de pagar.

5. Utilizar tarjeta de crédito en lugar de débito

En caso de registrar un cargo ilícito en nuestra tarjeta, recomendamos que al comprar por Internet siempre se usen tarjetas de crédito en lugar de las de débito. En el caso de que seamos víctimas de una estafa de este tipo, nuestro banco será más resolutivo a la hora de devolvernos el dinero sustraído si compramos con crédito. Una tarjeta de débito comprometida plantea más peligro ya que está directamente vinculada a nuestra cuenta, en otras palabras, el ladrón tendrá acceso directo a nuestros ahorros.

6. Mantener al día el estado de las cuentas bancarias

Una cuenta bancaria al día y revisada periódicamente nos ayudará a identificar cargos irregulares en nuestro extracto, así como tiempo de reacción para que la entidad pueda cancelarlos de inmediato. Recordemos que, cuanto más tiempo tenga un criminal nuestros datos y el acceso a las cuentas, mayor será el problema a resolver.

España es ya la cuarta potencia europea en comercio electrónico, donde un 40% de los consumidores realizan compras por Internet mensualmente, según el diario económico Cinco Días. Por otro lado, en América Latina, el ecommerce se estima que supere los 100.000 millones de dólares en 2018, según un estudio de IDC para Paypal, lo que se traducirá en un incremento del 177% con respecto a 2014.

Los mercados están cambiando la manera de vender y el ecommerce ha modificado los hábitos de los consumidores. Por eso, debemos estar preparados con las herramientas y el conocimiento necesarios para que la experiencia de comprar online sea satisfactoria de principio a fin.

0 comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

También le puede gustar