Ataque a Charlie Hebdo podría poner en jaque a la privacidad

Seguridad y privacidad

Hoy sale una nueva edición de Charlie Hebdo. La revista francesa vuelve a salir tras el ataque que recibió el pasado 7 de enero en su sede central en París. El atentado dejó un saldo de 12 víctimas fatales, múltiples posturas sobre el tema y una convocatoria del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a los líderes globales de los países aliados a una cumbre global de seguridad y lucha contra el terrorismo en Washington el próximo 18 de febrero.

“Vamos a reunir a todos nuestros aliados para discutir las formas en las que podemos contrarrestar esta violencia extrema que existe en todo el mundo”, señaló Eric Holder, Fiscal General de los Estados Unidos ante periodistas. El encuentro se da tras uno de los peores atentados que recibió un país de occidente en la última década.

CONOCE: Los principios sobre la libertad digital

Por su parte, Bernard Cazeneuve, Ministro del Interior de Francia, declaró que luego del encuentro con funcionarios europeos se concertó que la base para garantizar la seguridad es alinear los esfuerzos y cooperar para evitar futuros ataques. En este sentido, se recalcó la necesidad de crear una base de datos con el registro de los pasajeros en Europa.

Si bien destacó la importancia de Internet como una herramienta para la libertad de expresión, también remarcó, “tenemos que trabajar más estrechamente con las empresas de Internet para garantizar la presentación de informes y, si es posible la eliminación de todo el contenido que equivale a una apología del terrorismo o llama a la violencia y el odio”.

RELACIONADO: Las cuatro caras de la libertad digital

Por lo tanto, en un contexto con millones de personas manifestándose en contra del atentado en Francia y decenas de miles en las embajadas del país en todo el mundo, las medidas que se buscan tomar suenan lógicas, por lo menos para quienes optan por más seguridad, pero ¿qué ocurre con la privacidad?

Expresiones como “no tengo nada que ocultar”, “si no estoy haciendo nada malo, ¿cuál es el problema?”, “¿De qué hay que temer si se sigue la ley?” ponen en jaque un derecho básico de cada persona, la privacidad.

TE RECOMENDAMOS: ¿Por qué George Orwell fue un optimista?

En múltiples oportunidades la privacidad quedó relegada bajo la bandera de la “seguridad”. Debemos tener presentes que estamos en un escenario donde la idea de colocar cámaras y más policías en las ciudades es sinónimo de “más seguridad”, sumado a que cada vez hay más accesos público a la red. Esto significa que cada vez hay más ojos que pueden controlar o cuidar a los ciudadanos. Esto se traduce en que el peligro radica en que se está naturalizando la idea de que seguridad es igual a más control.

Es por esto el encuentro del próximo 18 de febrero en la cumbre contra extremismo violento se podría convertir en una bisagra que definiría el futuro de la privacidad. Los líderes juegan un rol clave para definir las políticas a seguir, incluida la protección de los ciudadanos. Es por esto que deseamos que con el objetivo de garantizar mayor protección para todos, puedan mantener el equilibro entre la seguridad y la privacidad.

0 comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

También le puede gustar